Muchos de los entornos virtuales consolidados están sobredimensionados, tienen un rendimiento deficiente y necesitan una puesta a punto.

¿Recuerda el ahorro que consiguió con la primera virtualización? Ahora puede ahorrar aún más si optimiza la capacidad y el rendimiento de la carga de trabajo de su entorno VMware.

Las soluciones de gestión de operaciones de VMware son útiles en algunos casos porque proporcionan información sobre la capacidad y el rendimiento, lo cual permite aumentar el uso de la capacidad de vSphere hasta en un 40%.

Desafortunadamente, estas herramientas de gestión no siempre suelen proporcionar con claridad los factores que causan un rendimiento deficiente. Sin esta información, en un entorno virtualizado, las máquinas virtuales suelen ser sobre-aprovisionadas para proteger a los administradores de la posible reducción en el tiempo de respuesta de dichas maquinas virtuales lo que causa un uso ineficaz de los recursos y una disminución en los índices de consolidación de sus servidores.

Además, sin tener una visión clara del estado, el rendimiento y la eficiencia del entorno virtual, puede resultar difícil asegurar la alta disponibilidad y cumplir con los acuerdos de nivel de servicio. Esto unido a un problemas de rendimiento o de saturación de su entorno hace mas importante saber si su entorno esta optimizado y funcionando correctamente.

A continuación, le enumeramos las técnicas de análisis que usamos y que simplifican la monitorización de un entorno virtual. Con estas técnicas de optimización del rendimiento, hemos sido capaz de identificar con exactitud muchos de los problema encontrados en entornos de producción reales.

  1. Eliminación de los cuellos de botella de memoria. Reducimos la sobre-consolidación (oversubscribed) analizando su entorno con herramientas nativas de VMware ESXi y embebidas en el VMware Kernel. Con estas herramientas podremos identificar los cuellos de botella dañinos para el buen funcionamiento de sus maquinas virtuales.
  2. Eliminación de los cuellos de botella de almacenamiento. Depuramos los problemas de rendimiento debido a un nivel alto de entrada de E/S a disco. Una vez determinado el problema, realizamos un análisis detallado que identifica el datastore o LUN especifica donde esta el problema.
  3. Eliminación de los cuellos de botella de red. A través de técnicas de análisis inteligentes, monitorizamos indicadores individuales en búsqueda de cualquier cambio en la demanda de la red. Visualizamos y monitorizamos todas las interfaces físicas y virtuales para identificar donde se produce el cuello de botella. De esta manera sabemos si el problema afecta a todas las máquinas virtuales o el servidor host de VMware vSphere.
  4. Eliminación de los cuellos de botella de CPU. Monitorizamos indicadores individuales a nivel de vCPU para maquinas virtuales con SMP en busca del numero optimo de vCPUs en arquitectura NUMA. De esta manera sabemos si la arquitectura NUMA del servidor físico se esta comportando de una forma optima.

El resultado, es una infraestructura virtual más adaptable y eficiente que maximiza el retorno de la inversión, el tiempo de servicio del sistema y el rendimiento.

Contacte ahora con nuestro departamento de Servicios Profesionales Autorizados VMware llamando al 911 413 462 y pida una demostración sin ningún compromiso.