Mucho se ha hablado y escrito sobre los beneficios de la virtualización de servidores. Todos sacamos pecho de las bondades y de los beneficios de la virtualización de sistemas pero estos mismos beneficios traen asociados también nuevos problemas y preocupaciones.

En JMG Virtual Consulting, nos pasamos los 365 días del año virtualizando centros de datos por todo el mundo. Formar y capacitar a miles de profesionales sobre las diferentes plataformas de virtualización de sistemas es otra de nuestra labores fundamentales.

Pero, ¿cuales son los mayores problemas de la virtualización de servidores? Esta es una de las preguntas que muchos de nuestros clientes y profesionales nos preguntan a diario y que nunca hemos contestado públicamente.

Hoy nos gustaría compartir contigo lo que consideramos los 5 mayores problemas de la virtualización de servidores que existen en la actualidad

1. Facilidad y velocidad de implementación de servidores virtuales

En entornos virtuales, todo se pude hacer o cambiar extremadamente mas rápido. Por ejemplo, el ciclo de implementación de nuevos servidores virtuales (maquinas virtuales) puede realmente reducirse de días a minutos, o incluso, a segundos. La posibilidad de hacer estos despliegues de una forma mucho mas rápida es, sin lugar a dudas, un beneficio extraordinario para cualquier dentro de datos.

Pero también existe la necesidad de mitigar el riesgo de errores y de la actividad maliciosa con la misma rapidez. Si las organizaciones carecen de buenas prácticas de planificación, el “factor velocidad” puede exacerbar las debilidades en los procesos de su empresa.

Este factor de velocidad en un entorno de cambio continuo, puede resultar inexorablemente en la falta de entendimiento del estado actual de los activos en su centro de datos

2. Consolidaciones de swiches de red y servidores en un solo servidor físico

En una infraestructura física, los servidores y las redes son gestionadas a través de numerosas aplicaciones por separado. En una infraestructura virtual, los servidores y las redes pueden ser gestionados por el mismo software de la capa de virtualización.

Los administradores de red están familiarizados con el control de sus switches físicos a través de la aplicación de gestión de red que utilizan para su red física. Por consiguiente, deben adaptarse a las nuevas herramientas de gestión y mejores prácticas en un entorno de red virtual.

Estos mismos administradores de red deben actualizar sus conocimientos para operar el software de virtualización con soltura y evitar errores de configuración ya que los riesgos asociados con una mala configuración de red del entorno virtual son muy altos y las consecuencias pueden ser desastrosas para su centro de datos.

3. Encapsulación de las maquinas virtuales

A diferencia de un servidor físico, una máquina virtual es un conjunto de ficheros que residen físicamente en un almacenamiento compartido. Esta propiedad de encapsulación permite métodos mucho mas sencillos de asegurar la continuidad del servicio.

Sin embargo, este tipo de encapsulación de la máquina virtual ofrece un nuevo tipo de “robo de datos”. Como la máquina virtual es solo un conjunto de ficheros, un servidor entero puede ser copiado a un dispositivo USB o copiado durante un proceso de backup no autorizado a un lugar no protegido por su personal de seguridad o administrador de su entorno virtual.

4. Actualizaciones de parches de seguridad

Es muy fácil despreocuparse de máquinas virtuales que no están en activo, particularmente en entornos de desarrollo. Un ejemplo podria de este posible escenario es el caso de un desarrollador de software que usa algunas máquinas virtuales por algún tiempo y luego las apaga. Un mes mas tarde, este mismo desarrollador vuelve a usar las máquinas virtuales y las enciende (PowerOn) sin preocuparse de que estas maquinas virtuales deberían haber sido parcheadas con sus correspondientes parches de seguridad.

Asimismo, en un entorno virtual ya no existe la relación one-to-one entre servidor físico y aplicación. Ahora, una máquina virtual puede ejecutarte en cualquier servidor físico y cada servidor físico puede tener una gran variedad de máquinas virtuales. Esta asociación puede cambiar dinámicamente mediante el uso de tecnologías de migraciones en caliente de dichas máquinas virtuales lo que hace más difícil estar al día con todos los cambios en cuanto a los parches de seguridad se refiere.

5. Consolidación de servidores

La consolidaciones de servidores reduce los gastos de capital (CAPEX) así como los gastos de operaciones (OPEX).

Pero también, no es menos cierto, ahora muchos mas servicios que se están ejecutando en estas máquinas virtuales se basan en menos servidores físicos. Por consiguiente, si un servidor físico no es configurado de la forma correcta o es atacado, esto podría afectar a muchos mas servidores virtuales.