La transformación digital dibuja un nuevo escenario competitivo, al que es imprescindible adaptarse por simple cuestión de supervivencia. La pyme es la que está en mejores condiciones para dar el paso en esta transformación gracias a su agilidad a la hora de tomar decisiones. Decisiones que serán vitales para su estructura de negocio y que, para poder hacerlo, han de tener en cuenta todos los parámetros de su negocio.

¿Cuál es el grado de transformación digital en las empresas españolas, sobre todo las pómez?

La mayoría de las pymes que quieren acometer la transformación digitalse piensan que eso requiere mucha inversión. Sin embargo, la falta de recursos económicos ya no es un problema para las pequeñas empresas en la nueva era digital. El mundo cloud ha socializado el acceso. Sin embargo, creemos que el grado de transformación digital en las pymes españolas es aún muy bajo. Esperamos que la nueva iniciativa que ha lanzado red.es pueda canalizar estas ayudas y concienciar a los directivos de nuestras pómez, ya que si no se digitalizan es muy probable que en 5 años desaparezcan.

¿Cuáles son las claves principales para la transformación digital de una pyme?

El Cloud Computing permite a las pymes consumir la tecnología que necesitan sin depender de costosas plataformas informáticas. De forma flexible y sin complicaciones técnicas, que se delegan en el proveedor, tal y como hacemos con el gas, el agua o la electricidad. Esto ofrece a las pómez la posibilidad de competir con las grandes multinacionales, sin barreras de entrada, como la inversión inicial, la obsolescencia o la dificultad de gestión.

El conocimiento es clave para afrontar estos procesos, ¿está el mercado preparado?

La formación no es solo un enriquecimiento personal, sino que es un factor decisivo para el éxito de cualquier organización. Hoy en día el ritmo de los negocios es acelerado, competitivo y exige un personal muy cualificado. Las organizaciones dependen cada vez más de sofisticados sistemas de TI en la nube para impulsar sus negocios hacia adelante. La gestión eficaz y proactiva de estos sistemas demanda recursos de TI en constante ?renovación del conocimiento. Debido a esta creciente dependencia de la tecnología, la formación profesional nunca ha sido más crítica para el negocio. Creemos que existe mucho trabajo por hacer aun en formar a las personas que toman decisiones en la pyme hacia el camino de la transformación digital.

¿Qué diferencias existen entre las grandes y las pequeñas empresas a la hora de abordar la digitalización? ¿Qué ventajas competitivas pueden tener las pómez?

Como mencionábamos antes, la pyme es la que está en mejores condiciones para dar el paso en esta transformación gracias a su agilidad a la hora de tomar decisiones y el poco presupuesto necesario para dar el paso a la transformación digital. No se necesita mucha inversión para acometer la transformación digital. El mundo cloud ha socializado el acceso a las mismas herramientas digitales que usan las grandes corporaciones y ahora las pymes pueden realmente competir incluso con multinacionales. Lo importante ahora no es si la empresa es grande o pequeña, sino cómo de rápido las pymes o las grandes empresas introducen los cambios que están ocurriendo en el mundo de los negocios.

En este proceso de transformación digital, el Cloud Computing se está configurando como la palanca que está impulsando la transformación digital entre las organizaciones. Háblenos de las soluciones tecnológicas habilitadoras de la transformación digital.

Para competir con eficacia y abordar la transformación digital, es necesaria una infraestructura de TI que pueda adaptarse rápidamente para satisfacer las demandas dinámicas de su negocio y maximizar así la utilización de su inversión en TI. Un socio especializado en estas soluciones hará que su empresa pueda adaptarse rápidamente, gracias a la tecnología Cloud, para satisfacer las demandas dinámicas de su negocio. La virtualización de sistemas y el cloud computing permiten los departamentos de TI construir más rápidamente aplicaciones y servicios para sus clientes.

Sin embargo, desde nuestra humilde experiencia en la materia de nubes privadas (hemos implementado más de 250) y públicas, las empresas que buscan la reducción de costos a corto plazo deberían ser más prudentes. Mucha de la funcionalidad que existe en un entorno virtualizado en nube privada no existe todavía en una plataforma de nube publica o híbrida por el simple hecho de que las dos arquitecturas soportan en la actualidad diferentes aplicaciones y cargas de trabajo.

Hay empresas que se gastan mucho dinero en rediseñar sus aplicaciones para que puedan ser ejecutadas en la nube. Pasado el tiempo se dan cuentade que la nube no es el entorno adecuado para sus aplicaciones. Afortunadamente, hay otras empresas más inteligentes y calculadoras que reducen los costes a corto plazo porque migran las aplicaciones adecuadas (cloud-enabled apps) a nubes de tipo infraestructura-como-un-servicio (IaaS en sus siglas en Ingles Infrastructure-as-a-services), las cuales, sí están diseñadas para ofrecer una carga de trabajo distribuida.

Es importante basar esta transformación digital en su presupuesto, en sus requerimientos y en sus necesidades para allanarle el camino al mundo digital y confiarle el proyecto a una empresa con flexibilidad y trato amable que garantiza una relación a largo plazo.