Mucho se ha escrito y leído sobre las mejores estrategias de migración on-primise a la nube de Amazon AWS. En el post de hoy te explicaremos algunas mejores practicas a tener en cuenta.

Es evidente que los ahorros de costos son atractivos para la mayoría de las compañías. Sin embargo, la razón número uno por la que las empresas se están moviendo a la nube de Amazon AWS es la velocidad y la agilidad.

Aclaraciones importantes antes de moverse a la nube

Y esta agilidad no es solo poder crear un servidor en minutos en la nube, en comparación con el tiempo que toma en las instalaciones on-primise (local). Es porque cuando tiene más de 90 servicios de tecnología a su disposición, convertir las ideas en productos y servicios se vuelve mucho, mucho más fácil.

Para la mayoría de nuestros clientes  les aconsejamos segmentar sus aplicaciones en tres categorías: aquellas que son fáciles de mover a la nube, aquellas que son medio-difíciles y las que son más o muy difíciles. También segmentamos las aplicaciones en aquellas que pueden levantarse y desplazarse (lifted and shifted) fácilmente en la nube y aquellas que necesitan ser rediseñadas antes de moverse a la nube.

En algunas empresas, la mejor respuesta a “¿Puede ayudarnos a movernos a la nube?”. Podría ser “Claro, ¿puedo comenzar por reunirme con su junta directiva para hablar sobre la cultura de su empresa y su estrategia de nube?”

A medida que trabajamos en la migración con empresas, por lo general, las personas y los procesos son los bloqueadores, no los problemas tecnológicos.

La cultura correcta también desbloqueara muchas de las barreras hacia su camino a la nube.

Estrategias de migración: las 6 Rs

Una de las mejores estrategias de migración a la nube de AWS es la conocida como el modelo de “las 6 R”. Fue inicialmente desarrollada por Garner y mejorada recientemente por Amazon AWS.

Ofrece seis estrategias diferentes para migrar aplicaciones individuales a la nube.

1. Rehosting: también conocido como “lift-and-shift”. GE Oil & Gas, descubrió que, incluso sin implementar optimizaciones de nube, podría ahorrar aproximadamente el 30 por ciento de sus costos simplemente al realojar. La mayoría de la transferencia puede automatizarse con herramientas propias de AWS o de terceros.

2. Replataforma:  Aquí puede realizar algunas optimizaciones en la nube para lograr algún beneficio tangible. Puede estar buscando reducir el tiempo que pasa administrando instancias de base de datos al migrar a una plataforma de base de datos como servicio gestionado de Amazon como el Servicio de Base de Datos Relacional de Amazon (Amazon RDS).

Una gran compañía de medios con la que trabajamos migró cientos de servidores web que se ejecutaban de forma local a AWS, y en el proceso de migración cambiamos WebLogic (un contenedor de aplicaciones Java que requiere una licencia costosa) por Apache Tomcat, un equivalente de código abierto. Esta empresa se ahorró mucho dinero en costos de licencias además del ahorro y la agilidad que obtuvo al migrar a AWS.

3. Recompra: Lo más común que vemos en esta estrategia es el cambio a una plataforma SaaS. Trasladar un CRM a Salesforce.com, un sistema de recursos humanos a Workday, o un CMS a Drupal.

4. Refactorización / Re-arquitectura: Posiblemente es la estrategia más complicada. Por lo general, esto se debe a un cambio en la arquitectura de la aplicación para que esta pueda escalar su rendimiento en la nube.

Si esta buscando migrar de una arquitectura monolítica a una arquitectura orientada a servicios (o sin servidor) para aumentar la agilidad o mejorar la continuidad del negocio esta es la estrategia a seguir.

5. Retirarse:  Muchas veces cuando terminamos de descubrir todo el inventario de aplicaciones en el entorno del cliente, encontramos que hasta un 10 por ciento de su cartera de aplicaciones ya no es útil, y simplemente se pueden desactivar. Estos ahorros pueden impulsar el caso de uso de migración de su negocio a la nube.

6. Retener: por lo general, esto significa “volver a visitar” o no hacer nada (por ahora). Es posible que aún esté acumulando algo de depreciación, no esté listo para priorizar una aplicación que se haya actualizado recientemente o que, de lo contrario, no esté dispuesto a migrar algunas aplicaciones.

La educación, fundamental para la correcta migración

Solo debe migrar lo que tenga sentido para el negocio y, como la gravedad de su cartera cambia de local a la nube, es probable que tenga menos razones para conservar.

En algunos casos, las elecciones son obvias. Vemos a muchas organizaciones que migran su tecnología de back-office y las aplicaciones informáticas para usuarios finales a un modelo de servicio como Salesforce.

En otros casos, el enfoque no es tan obvio. La correcta estrategia a la migración puede estar entre la re-arquitectura y el realojamiento.

Entre el realojamiento y la re-arquitectura esta lo que llamamos re-plataforma, donde no estás gastando el tiempo en una re-arquitectura completa, sino, más bien, haciendo algunos ajustes para aprovechar las características nativas de la nube.

Pero, entonces, ¿cuál es el enfoque más adecuado para su organización? Sin hablar con usted acerca de sus oportunidades y limitaciones específicas (lo cual nos  encantaría hacer), es difícil dar una respuesta definitiva, pero puedo dejarle con un pilar fundamental para que su migración a la nube sea un caso de éxito.

Educar al personal, y no puedo enfatizar lo suficiente lo importante que es para las organizaciones sigan siendo competitivas y se muevan a la nube con éxito.

Leer más: “Oferta formativa de migración a la nube de Amazon AWS” »