Hay muchas razones por las que migramos a nuestros clientes a la nube de Amazon AWS.

Algunos migran a la nube para aumentar la productividad de su personal. También vemos cómo migran a la nube gran cantidad de empresas con un proyecto de consolidación o racionalización de centros de datos, especialmente aquellas que están preparándose para una adquisición o desinversión, o que han experimentado otro tipo de expansión de la infraestructura a lo largo de los años.

Además, están las empresas que buscan rediseñar su negocio usando tecnología moderna como parte de un programa de transformación digital. Por supuesto, no se puede olvidar a las organizaciones que siempre están buscando formas de mejorar mediante la reducción de sus costos.

Razones de migración a AWS

Cada organización tendrá sus propias razones y restricciones. No obstante hemos visto factores comunes que los clientes aplican constantemente a la hora de migrar a la nube:

Costos operativos

Los principales componentes de los costos operativos son el precio unitario de infraestructura y la capacidad para satisfacer la oferta y la demanda. El empleo de base de costos elástica y la transparencia son otros costos operativos a tener en cuenta.

Productividad del personal

Normalmente, la productividad aumenta debido a dos factores clave: no tener que esperar a la infraestructura y tener acceso a toda la extensión de AWS con sus más de 90 servicios que, de otro modo, tendría que crear y mantener. De hecho, es habitual ver mejoras de la productividad del personal del 30 al 50 % tras una migración de grandes dimensiones.

Reducción de costos

La eliminación de la necesidad de contar con programas de actualización de hardware y programas de mantenimiento constantes es el principal factor que contribuye a reducir los costos. Vemos cada vez más en nuestros clientes menos interés y esfuerzo en la ejecución de ciclos de actualización o renovación de sus centros de datos.

Resiliencia operativa

Esto puede parecer obvio, pero la reducción del perfil de riesgo de su organización también reduce el costo de la mitigación de los riesgos. Con 16 regiones formadas por 42 zonas de disponibilidad, AWS cuenta con presencia mundial para mejorar el tiempo de actividad y, por lo tanto, reducir los costos asociados al riesgo.

Agilidad empresarial

La migración a la nube de AWS le ayuda a aumentar la agilidad operativa general. Esto le permite reaccionar a las condiciones del mercado con mayor rapidez mediante actividades, como la expansión a nuevos mercados y la adquisición de recursos disponibles que ofrecen una ventaja competitiva.

El proceso de migración a Amazon AWS

En algunos casos, es posible que se planteen grandes migraciones de forma aislada; sin embargo, nos hemos dado cuenta de que las migraciones suelen ser parte de un esfuerzo de transformación empresarial mayor. Los patrones de migración a la nube que hemos observado suelen constar de 5 fases:

Fase 1: Preparación de la migración y planificación empresarial

Aquí, se determinan los objetivos correctos y se comienzan a ver los tipos de beneficios que puede conseguir. Comienza con algunos preliminares y el desarrollo de un caso empresarial preliminar para una migración. Esto requiere tener en cuenta los objetivos, además de la antigüedad y la arquitectura de las aplicaciones existentes y sus limitaciones

Fase 2: Identificación de la cartera y planificación

A continuación, necesita conocer su cartera de TI y las dependencias entre las aplicaciones, y empezar a considerar qué tipos de estrategias de migración tendrá que emplear para satisfacer los objetivos de su caso empresarial. Una vez realizada la identificación y migración de la cartera, estará en situación de crear un caso empresarial completo. Si necesita ayuda para comprender su cartera de TI, puede utilizar AWS Application Discovery Service o llamarnos para ayudarle con su migración.

Fases 3 y 4: Diseño, migración y validación de la aplicación

Aquí, el foco se traslada de la cartera de productos a cada aplicación, que se diseña, se migra y se valida individualmente. Cada aplicación se diseña, se migra y se valida de acuerdo con una de las seis estrategias de aplicaciones comunes. Cuando tenga algo de experiencia básica después de migrar algunas aplicaciones y un plan que respalde a la organización, habrá llegado el momento de acelerar la migración y aumentar la escala. Socios como JMG Virtual Consulting pueden ayudarle con su migración, así como AWS Server Migration Service (SMS) y AWS Database Migration Service (DMS).

Fase 5: Uso

A medida que se migran las aplicaciones, usará de forma repetida su nueva base, desactivará los sistemas antiguos y avanzará constantemente hacia un modelo operativo moderno. Su modelo operativo se convierte en un conjunto siempre fresco de personas, procesos y tecnología que mejora constantemente a medida que migre más aplicaciones.

Leer más: “Oferta formativa de migración a la nube de Amazon AWS” »