Esta frase, me ronda y me persigue en los últimos tiempos, por lo que me hace reflexionar sobre la valía de la misma.

Cuando entré por primera vez en un quirófano, no dejé que me pusieran la anestesia hasta que le vi la cara al médico que me iba a operar (a pesar de que ya lo conocía), se me acercó, me miró a los ojos y me preguntó ¿algún problema? Y yo contesté, “no, ya me podéis poner la anestesia”.

Esa mirada de confianza y las horas en consultas previas fueron las que me dejaron claro que estaba en buenas manos.

Llevando esta frase al entorno tecnológico ¿ se puede estar realmente en buenas manos virtuales ?

¿ Cuales son esas buenas manos ? ¿ Las manos de una empresa que te manda un súper ingeniero sin experiencia, sin nombre ni apellidos ? Un ingeniero que aún estando formado y certificado para el servicio contratado, no hace una instalación eficiente, pero no por su culpa, si no por culpa precisamente de su empresa, que le “encerró” en un proyecto durante 2 años para hacer algo totalmente diferente de aquello en lo que estuvo certificado y formado.

El “expertise” es absolutamente necesario, es imposible saber de todo y el certificarse en “todo” no arregla nada.

Enseñar tus manos con nombre y apellidos es vital en el desarrollo de un servicio eficiente. Acercarse al entorno del cliente y “escucharlo” y todo esto sin el cronómetro delante, ya que el cliente será consciente de lo que vale una jornada de servicios, no por el tiempo que tardes, si no por la solvencia que le demuestres. Si eres solvente y lo demuestras, el cliente pagará más jornadas y vendrán mas negocios posteriormente.

Esto que os comento (basado en casos reales), puede parecer muy muy básico y de hecho lo es, pero también marca la diferencia entre el éxito y el fracaso en los servicios profesionales de virtualización de sistemas y cloudcomputing de nuestra compañía.

En el entorno virtual en el que nació, creció y vive JMG Virtual Consulting, esto lo tenemos claro, nos “movemos” permanentemente, cuando no estamos formando, estamos dando servicios, haciendo consultorías, instalando o estudiando.

Hacemos los proyectos de los clientes nuestros y aprendemos de todo lo que hacemos, porque entendemos que es vital para la supervivencia y porque simplemente nos gusta y nos motiva ver como hemos ayudado y ayudamos a tantas empresas a mejorar en el desarrollo de su negocio.

No dudes en llamarnos al 911 41 34 62, podremos hablar de cómo virtualizar y porqué, de cómo y cuando irse a la nube, de porqué debemos dejar a los trabajadores que se traigan sus dispositivos personales y en definitiva de cómo mejorar la productividad dentro de tu empresa.

Te demostraremos que “esta usted en buenas manos”.

Suscríbase

No se pierda ninguno de nuestros artículos. Suscríbase a nuestro boletín informativo.